El temporal de lluvia que ha azotado a Catalunya desde la noche de este domingo ha dejado un balance de 17 personas atendidas por el Sistema d’Emergències Mèdiques (Sem), cinco heridos graves, ha informado Protección Civil de la Generalitat en un comunicado.

Según el balance del Sem, entre las 21 horas del domingo y las 8 horas de este lunes sus sanitarios han atendido a 17 personas, de las que seis han sido trasladadas a centros sanitarios y 11 han sido dadas de alta ‘in situ’: de los seis traslados, cinco han sido graves y uno leve.

Las lluvias han causado inundaciones puntuales que han afectado municipios como Ribes de Freser, Sant Joan de les Abadesses, Ripoll (Girona) y Sant Quirze de Besora (Barcelona).

El caudal de ríos ha sobrepasado el límite en municipios como Agramunt, Sant Guim de Freixenet, les Oluges (Lleida), Camprodon, Ribes de Freser y Sant Joan de les Abadeses (Girona).

El caudal de los ríos Ter y Congost han alcanzado el umbral de peligro al llegar al máximo, y están en nivel de alerta el Fluvià, Llobregat, Sió y Corb, además de que se ha avisado de la situación de riesgo en los municipios del curso de los ríos Foix, Fluvià, Tordera, Cardener, y los municipios de las comarcas del Tarragonès Baix Penedès para todas las rieras de la zona.

Los Bomberos de la Generalitat han atendido un total de 628 avisos desde las 14 horas del domingo, la mayoría para retirar ramas y árboles caídos por el viento, y limpiar calzadas, y el teléfono de emergencias 112 ha recibido 1.276 llamadas relativas a 982 incidencias.

Uno de los incidentes más importantes se ha producido en una gasolinera en la carretera N-II en Malgrat de Mar (Barcelona), donde el viento ha tirado un tejado que ha dañado cinco surtidores, por lo que la instalación ha quedado precintada, aunque no ha habido heridos.

Durante la mañana de este lunes ha habido hasta 14.000 abonados -3.500 de ellos en Manresa (Barcelona)- que se han quedado sin luz en varios municipios por averías que se han ido solucionando, según Protección Civil.

OCHO CARRETERAS AFECTADAS

Según el Servei Català de Trànsit (SCT), a las 10.30 horas quedaban ocho carreteras con restricciones de tráfico por las lluvias en Barcelona, Girona y Lleida, entre ellas tres cortadas por desprendimientos: la GI-544 en Espinelves, la GI-552 en Arbúcies (Girona) y la B-432 en Oristà (Barcelona).

Durante el episodio, se han acumulado 183,8 litros por metro cuadrado de lluvia en Viladrau (Barcelona), 133,1 litros en El Montmell (Tarragona) y 129,1 en Ulldeter (Girona).

RODALIES

La línea R2 de Rodalies de Catalunya ha quedado cortada en ambos sentidos la mañana de este lunes entre Llinars y Sant Celoni por un árbol caído en las vías. El incidente también afecta a la circulación de trenes de la línea R11 de Rodalies.

La línea R1 de Rodalies de Catalunya ha quedado cortada entre las estaciones de Blanes y Maçanet de la Selva sobre las 6.15 horas de este lunes por un árbol caído en las vías.

En este sentido, ha detallado que la caída del árbol ha afectado al suministro eléctrico del tramo.