Metges de Catalunya (MC) ha exigido este jueves al Institut Català de la Salut (ICSmedidas urgentes para resolver la “situación alarmante” de la atención primaria frenar su precarización progresiva, ha explicado en un comunicado.

Representantes del sindicato y de profesionales de las siete regiones sanitarias catalanas se han reunido este jueves con el director gerente del ICSJosep Maria Argimon, y le han trasladado el malestar del colectivo ante la actual “presión asistencial”, que han reclamado reducir para garantizar así la calidad de la atención y la seguridad clínica.

Los facultativos le han pedido que se cubran todas las bajas –por enfermedad, jubilación, permisos, vacaciones o cursos– ante la “insuficiencia de recursos humanos” actual, así como limitar el número de pacientes asignados a cada facultativo y establecer un tope de 25 visitas diarias –20 presenciales y 5 telemáticas–.

“REVERTIR LOS RECORTES”

También han reclamado a Argimon “revertir los recortes salariales”, que han comportado la pérdida de cerca del 30% del poder adquisitivo de los profesionales, así como que se asigne un mínimo del 25% del presupuesto de Salud al primer nivel asistencial, en lugar del 16,9% actual.

La falta de personal “se ha visto agravada por la pérdida de cerca de 900 facultativos durante los recortes sanitarios”, han avisado, y han pedido también medidas de conciliación de la vida personal y laboral de los trabajadores, que pasen por ejemplo por cerrar los centros de atención primaria (CAP) a las 20 horas.

También han reclamado una mejor coordinación entre las direcciones de atención primaria y el resto de proveedores asistenciales para “cumplir los plazos máximos fijados por la Conselleria de Salud para el acceso a las consultas de atención especializada y pruebas diagnósticas”, que son de 30 días para casos de prioridad preferente y 90 en los ordinarios.

Fuentes del ICS han informado de que han escuchado las demandas de los trabajadores: “Estamos trabajando en ello”, han afirmado.

Fuente