Los altos precios del cerdo castigan la rentabilidad del fabricante de embutidos, que ha adquirido el 33% de una planta en Teruel dedicada al deshuesado de jamón.

Argal Alimentación, considerado como uno de los cinco mayores elaboradores españoles de embutidos cocidos y curados, cerró 2017 con una facturación de 318,89 millones de euros, cifra que supone un crecimiento del 4,5% respecto al año anterior.

 

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here