“Me duele por mi familia y porque es nuestro hogar, pero seguiré defendiendo la libertad y mis ideas con más determinación que nunca”, ha señalado

El líder del PP en Cataluña, Alejandro Fernández, ha recibido esta mañana un ataque en su propio domicilio de Tarragona. Su coche ha aparecido en el parking con varias pintadas, entre ellas una esvástica, y con las ruedas pinchadas. Mientras se han producido los hechos, el flamante líder popular se encontraba en un acto en Barcelona -participando en la inauguración de un seminario de la Fundación Humanismo y Democracia- y ha recibido la alerta de sus familiares que se encontraban en el hogar, según han detallado fuentes del partido.

El propio Fernández también ha denunciado los ataques a través de las redes sociales. “Me duele por mi familia y porque es nuestro hogar, pero seguiré defendiendo la libertad y mis ideas con más determinación que nunca”, ha señalado y ha agradecido a los Mossos d’Esquadra la atención prestada. Fernández ha recibido el ataque justo una semana después de que saliera escogido líder del PP en Cataluña y se enmarca en un momento en que han empezado a menudear las arremetidas de diversos colectivos independentistas -los CDR y Arran, principalmente- contra jueces y líderes políticos constitucionalistas.