Jaume Suñol, director general de Drivy en España. ELENA RAMONEXPANSION

La compañía de origen francés, con oficinas en el Pier01 del Palau de Mar, está en negociaciones para cerrar una ronda de inversión internacional con la que financiar el proyecto.

Drivy, una de las plataformas de alquiler de coches entre particulares más activas de Barcelona, está ultimando un proyecto que puede poner patas arriba al sector. La empresa introducirá coches eléctricos en su oferta de vehículos en la capital catalana de cara al año que viene. El plan se iniciará con una prueba piloto que incluirá entre 25 y 30 coches a principios de 2019 -el 2% del parque de vehículos de la firma en la ciudad- y se extenderá a cerca de 150 automóviles a finales de año si los resultados acompañan.

Lea la noticia completa en Expansión en Orbyt

http://www.expansion.com/catalunya/2018/10/22/5bcc740322601d5c208b45cd.html

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here