El primer teniente de alcalde de Barcelona, Gerardo Pisarello, ha afirmado que el Rey reflejó en su discurso navideño que tiene “consciencia del cuestionamiento” que tiene en España la monarquía y considera que lo demuestra su alusión a los jóvenes.

Lo ha dicho este martes en el cementerio barcelonés de Montjuïc al encabezar la ofrenda del Ayuntamiento de Barcelona ante la tumba del expresidente de la Generalitat Francesc Macià, que murió el día de Navidad de 1933.

Cree que Felipe VI se dirigió a la juventud porque sabe que duda del propio monarca, y ha recordado que muchos universitarios acaban de participar en consultas y quieren un referéndum sobre monarquía o república.

También ha interpretado que en el discurso había un “intento de alejarse de posiciones de la derecha” pero Pisarello lo considera insuficiente ante los problemas actuales.

También cree que en el discurso hay “conciencia de que en Cataluña se ha producido una desconexión importante” con la monarquía por parte de la mayoría.

Y le ha reprochado que apele ahora a la convivencia y el diálogo porque es “lo que no hizo en su discurso del 3 de octubre” de 2017.

El teniente de alcalde ha evocado a Macià para recordar que “también fue un exiliado político” juzgado por razones políticas, según él, y por eso ha tenido un recuerdo para los soberanistas que hoy están en la cárcel o el extranjero.

Además ha recordado que Macià “buscó el entendimiento entre los republicanos de Cataluña y de toda España” y ha pedido que hoy se busque este mismo entendimiento.