El corresponsal de ‘France Football’, Philippe Auclair, ha publicado el libro ‘Qatargate’, sobre las relaciones de corrupción en el mundo de fútbol, y habla claro del técnico catalán

El entrenador del Manchester City, Josep Guardiola, participó recientemente en un debate en la Universidad de Liverpool para dar su versión sobre el procés independentista y la “persecución no solo política” que, a su juicio, ejerce el Estado contra algunos de sus ciudadanos.

El corresponsal de France Football en el Reino Unido y autor del libro Qatargate, sobre la corrupción en el mundo del futbol, Philippe Auclair, fue uno de los principales periodistas que contribuyeron a desmontar el doble rasero del extécnico azulgrana. En conversación con este medio, asegura que Guardiola “era un embajador clave de Catar y ahora es el propagandista número uno de un régimen aún peor, los Emiratos Árabes Unidos”.

Los Emiratos Árabes Unidos es la unión de países constituidos bajo una monarquía federal de Oriente Medio y compuesto por Abu Dabi, Ajmán, Dubái, Fuyara, Ras al-Jaima,Sarja y Umm al-Qaywayn. De acuerdo con el último Índice de Democracia elaborado por la Unidad de Inteligencia de la publicación The Economist en 2017, los Emiratos Árabes Unidos es un “régimen autoritario”, ocupa la posición 147 de un total de 167 países y obtiene un suspenso (2,69) en calidad democrática. España, en cambio, ostenta la posición 19, con una puntuación de 8,08 y es considerada “una democracia plena”.

Solo le interesan algunos derechos humanos

Guardiola es un experto en fútbol y no en política, pero no dudó en calificar a España como un “Estado autoritario”, pese a que no hay, hasta la fecha, ningún informe internacional que avale sus posicionamientos. Esto, no obstante, no le impide realizar ruedas de prensa, conferencias y participar en actos políticos aprovechando el renombre internacional que tiene como entrenador de fútbol.

Auclair asegura que “no está sorprendido por el tono y contenido” del de Santpedor y no tiene pelos en la lengua: “La democracia y los derechos humanos son claramente preocupaciones suyas cuando las víctimas, reales o imaginarias, son personas que comparten sus puntos de vista”. Asimismo, añade que le gustaría saber si alguno de los que presenció la conferencia en Liverpool “se atrevió a mencionar” sus vinculaciones con dictaduras del Medio Oriente.

Ignoró al preso Zahir Belounis

Auclair fue el primero en destacar que Guardiola había hecho caso omiso a la carta abierta de otro futbolista, Zahir Belounis, publicada en The Guardianpidiéndole su ayuda para que la dictadura de Qatar lo liberase tal y como exigía la ONG de Derechos Humanos Human Right Watch. El técnico catalán es uno de los embajadores pagados por la dictadura de Qatar para que el Mundial de Futbol de 2022 se celebrase en el país asiático.

Por su parte, Belounis pasó 19 meses sin poder salir de Qatar y jamás recibió la solidaridad de Guardiola. El corresponsal de France Football lo definió así en Twitter: “La supuesta defensa de ‘humanidad’ que hace el catalán con los encarcelamientos de la justicia española contrastan con su total falta de responsabilidad mostrada hacia este preso del régimen catarí que le rogaba ayuda”.

Blanqueador de dictaduras

Pero Guardiola no solo no quiso ayudar a este futbolista de 33 años, sino que ha intentado blanquear la imagen de algunos de estos países de los que recibe grandes cantidades de dinero. Durante una rueda de prensa tras un partido del Manchester City aseguró que “cada país decide la forma en que quieren vivir ellos mismos“, como si los ciudadanos sometidos a una dictadura pudieran decidir.

Su comentario se basaba en ese relativismo de creer que la democracia no es un valor universal y que, por lo tanto, solo defiende la “democracia” en una parte del globo, concretamente en España. En otra ocasión llegó a decir que “Qatar es un lugar muy seguro donde los ciudadanos tienen libertad”. Unos comentarios que también se han oído en boca de otro exfutbolista azulgrana, Xavi Hernández, que dijo que “no hay democracia en Catar, pero la gente es feliz y está encantada con la familia real”.

Cabe destacar que el jefe del equipo que entrena Guardiola es un importantejeque de Emiratos Árabes Unidos y principal responsable de pagarle el sueldo de más de 17 millones de dólares anuales que recibe.