osep Olivet, fundador y consejero delegado de Fibracat

La compañía de Manresa, que tiene un acuerdo con Orange, busca expandirse más allá del Bages con la apertura de tiendas propias en Barcelona, Girona y Lleida.

El operador de telecomunicaciones Fibracat ha iniciado el despliegue de su red de tiendas propias con el objetivo de dar servicio en todo el territorio catalán dentro de tres años. La empresa, con sede en Manresa (Bages), ha abierto un local en la calle Monterols de Reus (Baix Camp) y está ultimando la inauguración de nuevos establecimientos en Barcelona, Girona y Lleida antes de que acabe 2018. En la capital catalana, por ejemplo, la firma abrirá una tienda en la Diagonal. El año que viene, la compañía también se expandirá a Vic (Osona) y Mataró (Maresme).

Lea la noticia completa en la edición impresa o en EXPANSIÓN en Orbyt

http://www.expansion.com/catalunya/2018/10/31/5bd8debaca4741831a8b4631.html

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here