Andreas Brokemper y Pedro Ferrer, consejeros delegados de Freixenet, ayer en Barcelona. Elena RamónEXPANSIÓN

El líder del cava hará desinversiones en bodegas de vino tranquilo, que podrían ser recomprados por la propia familia Ferrer, y entra en la venta de ‘prosecco’ en España.

Freixenet ha celebrado esta semana el primer consejo de administración desde que en julio de formalizó la compra del 50% del capital del grupo líder del cava por parte de la empresa alemana Henkell, filial del conglomerado familiar Dr. Oetker. El objetivo que se han fijado ambas compañías en esta nueva etapa pasa por alcanzar una facturación conjunta de 1.500 millones de euros en el año 2025, con un incremento anual del 3%. En 2017 los ingresos agregados ascendieron a 1.237 millones, por lo que el crecimiento hasta 2025 será del 21%.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here