La ‘start up’ barcelonesa, que está presente en 75 ciudades del mundo, dispara los ingresos aunque también engorda los números rojos por su estrategia de crecimiento acelerado.

Los ingentes esfuerzos que está haciendo Glovo para expandir su volumen de negocio, ganar tamaño y convertirse en una de las principales empresas de reparto a domicilio en todo el mundo le han llevado a multiplicar por 12 los ingresos en el ejercicio de 2017. Así se desprende de las cuentas anuales de la compañía, depositadas en el Registro Mercantil.