Agentes de la Guàrdia Urbana detuvieron el pasado jueves a dos jóvenes en las estaciones de metro de Plaça d’Espanya y Paral·lel, acusados de tráfico de drogas, después de delatarse por comportamientos sospechosos.

Una patrulla de la Guàrdia Urbana ubicada en la zona de Paral·lel contempló como un joven procedente de Nou de la Rambla irrumpía corriendo sin respetar los semáforos y sorteando a los vehículos que circulaban con preferencia en dirección a la boca de metro de Paral·lel.

Ante semejante actitud, los agentes le ordenaron pararse y cuando procedieron a identificarle notaron un fuerte olor a marihuana, descubriendo en el interior de la mochila que portaba tres bolsas de plástico llenas de marihuana. Concretamente, el joven transportaba 533 gramos de marihuana.

DETENIDO CON 4 KILOS DE HACHÍS

La segunda detención se produjo horas después, el jueves sobre las 20 horas. Otra patrulla de la Guàrdia Urbana, que se encontraba en el interior de la estación de Plaça d’Espanya, contempló como un joven actuaba de manera sospechosa.

Al acercarse los agentes a interesarse si le pasaba alguna cosa y qué llevaba en la mochila, el joven respondió que llevaba “4 kilos de problemas”. Al registrarle la mochila, la patrulla de la Guàrdia Urbana descubrió 4,2 quilos de ‘huevas’ de hachís.

Ambos jóvenes se enfrentan a un delito contra la salud pública. La policía barcelonesa valora la droga incautada en 2.000 euros, en el caso de la marihuana, y 15.000 euros, en el del hachís.