El expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont ha afirmado este miércoles que “el compromiso explícito con la no violencia es el único camino” que llevará el independentismo a la victoria que, a su juicio, empezó a fraguarse en el referéndum del 1 de octubre de 2017.

Carles Puigdemont lo ha dicho a través de un vídeo que se ha emitido en una cena con la militancia organizada por el PDeCAT de Barcelona. Lo ha hecho en solidaridad con los presos golpistas y con los dirigentes encausados que, como Puigdemont, huyeron al extranjero.

El expresidente ha considerado una “provocación” que el Consejo de Ministros se celebre en Barcelona, pero ha pedido que todas las protestas en contra se hagan, sin renunciar a la movilización y a la firmeza, des el compromiso con el civismo.

Vídeo del político a la fuga

Ha lamentado el sacrificio de estar en la cárcel por el que están atravesando ex consejeros, líderes sociales y la ex presidenta del Parlament Carme Forcadell, y ha cargado contra los “jueces prevaricadores” que les mantienen en prisión preventiva.

Al tratarse el acto de una cena del PDeCAT de Barcelona, ha elogiado de forma muy especial al ex consejero de Interior y ex concejal de la ciudad Quim Forn. A destacado de él su compromiso político y el gesto de “generosidad” cuando aceptó entrar en el Gobierno de la comunidad autónoma a las puertas del referéndum del 1-O.

Mensaje desde el extranjero 

Ha recordado que era el consejero cuando se produjeron los atentados del 17 de agosto en Barcelona y Cambrils (Tarragona), y ha considerado que fue capaz de gestionar con total solvencia una de las “peores crisis” a las que se puede enfrentar una sociedad.

Con este mensaje Puigdemont camina en el hilo de alentar a las manifestaciones en contra del Gobierno sin sentirse responsable después de los posibles episodios de violencia que pudieran desencadenarse. Además el líder golpista huido de la Justicia vuelve a marcar su carácter de número uno de los militantes el PDCAT dentro de las discrepancias internas sobre la persona que tiene que liderar el futuro de esta formación política. El viernes se cumple un año desde las elecciones que ganó Inés Arrimadas pero en las que el político catalán consiguió ser el más votado de entre los golpistas.