El presidente de VOX defiende que la austeridad fiscal beneficia el crecimiento económico

Santiago Abascal defiende “la derogación de la Ley de Memoria Histórica, de Género y una posición de defensa de los españoles frente a la inmigración ilegal”

Santiago Abascal, presidente de VOX, explica a OKDIARIO, durante la primera entrevista que ha concedido a un medio de comunicación tras su éxito en las elecciones en andaluzas, las propuestas fiscales que negociará con el resto de partidos políticos. Asegura que trabajará para rebajar los impuestos y eliminar los de Sucesiones y Actos jurídicos.

PREGUNTA. ¿Hay que bajar el IRPF?

RESPUESTA. En el tramo autonómico por supuesto. Hay que rebajar todos los impuestos. Y el resto, eliminarlos.

P. ¿Qué propuestas fiscales llevaréis a la mesa con Ciudadanos y PP?, ¿eliminación del de Sucesiones?, ¿y hasta dónde bajar el IRPF?

R. Eso son nuestros planteamientos de máximos, pero somos personas razonables. No diremos: “Si no se aplica todo esto, no apoyaremos una mayoría alternativa”. Lo pondremos encima de la mesa y nos pondremos a negociar con la fuerza significativa que da 12 escaños.

VOX propone bajar los impuestos de Sociedades, el IRPF, el IVA, de donaciones, de sucesiones y de las hipotecas

P. ¿Qué reclamará VOX a nivel nacional? ¿una revisión completa de los impuestos?

R. Que se baje Sociedades, IRPF, IVA, los confiscatorios como Donaciones y Sucesiones o el de las Hipotecas. Eso favorece la actividad económica y eso beneficia a los trabajadores. Quienes cuestan a la empresa 2.000 euros y ahora reciben un sueldo de 900 o 1.100 euros, cobrarán 1.300 o mucho más. Tendrán una renta para ahorrar, para consumir, para desarrollar una vida familiar, tener hijos… Defiendo un tipo único fijo del 21% hasta los 60.000 euros anuales, tributando al 30% cualquier exceso sobre el mencionado límite.

P. Ahora el tipo máximo es del 45%

R. Sí, decimos bajarlo hasta el 21% con algunas correcciones, pero básicamente sería así para mantener la progresividad fiscal.

Recuperación de competencias

P. ¿Y en escuelas, qué haréis?

R. Hemos planteado la recuperación de las competencias para el Estado con una reforma del Estatuto. Que Andalucía inicie la reconquista de la cohesión nacional. Queremos, en ese contexto, que haya libertad de elección. En la sanidad, igual.

P. ¿Cómo se puede despolitizar la educación, la sanidad, etc.?

R. Y la judicatura, etc. Estamos hablando de un problema nacional. La influencia y el poder de los partidos ha sido determinante en España. Los partidos políticos han secuestrado la democracia, han sustituido al Parlamento, al Consejo General del Poder Judicial… Han tenido un poder extraordinario. Debe haber una base mínima, unos funcionarios que estén por encima de los partidos y que los partidos cambien las direcciones políticas que no estén incrustados en todas las capas de las población. Hay que acabar por supuesto con las subvenciones a organizaciones no gubernamentales de carácter ideológico.

P. ¿Por ejemplo?

R. Las Leyes de Memoria Histórica, las de Género… son un buen ejemplo. Son un modo de financiar ilegalmente pero cumpliendo la Ley a los partido políticos.

P. ¿Se puede hacer una limpia de todos los colocados en la administración autonómica sin tener ningún mérito?

R. Es absolutamente necesario hacerlo. Pero es verdad que hay que hacerlo poco a poco. No se puede hacer de la noche a la mañana. Hay derechos adquiridos. Primero hay que impedir que eso vuelva a suceder nunca más e ir terminando poco a poco con ese empleo público.

Ataques a VOX

P. Se os ha atacado por todas partes, os han dicho de todo: que si sois racistas, extremistas… ¿VOX es un partido extremista?

R. Es un partido de extrema necesidad. Le ataca la extrema izquierda; los que levantan el puño y van con la hoz y el martillo; le ataca el Gobierno apoyado los enemigos de España y por los que han dado un golpe de Estado en Cataluña… Esos que me llamen lo que quieran. Es que no perdemos ni un minuto en defendernos. VOX es un partido de sentido común. Defiendo los valores que nos han enseñado nuestros padres: la propiedad privada, el orden constitucional, el imperio de la ley y la unidad nacional.

P. El otro día un antiguo líder me decía: “VOX se ha quedado con el corazón del PP”. ¿Ha rescatado ese sentimiento y esa forma de emocionar? 

R. Yo eso tengo que negarlo, porque VOX no se ha quedado con un corazón azul, se ha quedado con un corazón rojigualdo. VOX ha llamado a personas defraudadas por el PP, a personas que no sabían qué habían votado al votar a C´s e, incluso, a españoles de la izquierda que de repente no habían comprendido que el Partido Socialista se pusiera de espaldas en Cataluña y se aliara con el comunismo chavista. VOX puede coincidir con alguno de los mensajes que lanza el PP y en otras está bastante alejado o, incluso, va muy por delante. VOX no ha venido a resolver la falta de representación de los que en su momento votaron al PP, ha venido a resolver el programa alternativo a millones de españoles sin preguntarle qué es lo que han votado.

“Yo creo que Pablo Iglesias nos odia y lo ha demostrando alentando el odio contra los votantes de VOX”

P. ¿Qué ocurre en España para que un partido, como el socialista, que pacta con golpistas, podemitas, comunistas, proetarras… y nadie les tacha de nada?. Y sin embargo VOX, que no ha pactado con nadie que sea contrario a la Constitución, se os tacha de todo

R. Lo que ha pasado es que el Partido Socialista se ha encontrado normalmente en frente a una derechista cobarde y acomplejada. Y el Partido Socialista ha ido avanzado en los planteamientos de la izquierda, ha aplicado su agenda política, y cuando la derecha llegaba al poder consolidaba la agenda política de la izquierda, no la cambiaba -no derogaba la ley de violencia de género, la Ley de Memoria Histórica, de bajaba los impuestos, no hacían en Cataluña lo que su electorado esperaba… etc-,  entonces el Partido Socialista estaba tan envalentonado que se podía permitir cualquier cosa. El PSOE se dedica a reprocharles a los españoles lo que ocurrió en el pasado, pero con estas mismas siglas, fue el responsable de la Guerra Civil en España, con dos golpes de Estado: contra la República y contra el asesinato del líder de la oposición que se dice rápido, con Calvo Sotelo. Y ese partido se permite dar lecciones a los demás porque no encuentra a nadie en frente que le diga estas cosas.

P. ¿Qué le pasa a Pablo Iglesia con vosotros? ¿Os odia o es una estrategia?

R. Creo que nos odia. Pablo Iglesias quiere convertir a España en una ‘checa’. Lo que hizo ayer, alentando al odio contra los votantes de VOX, lo demuestra. Ya lo hicieron hace poco en Murcia. Y nos encontramos a unas hordas comunistas con la hoz y el martillo gritando en un acto de VOX “os mataremos como en Paracuellos”.