Entre la petición de hacer borrón y cuenta nueva con el actual sistema público de pensiones y “empezar de cero”, como pide Javier Díez-Giménez, profesor de Economía en el IESE y experto en la materia, y el “exagerado miedo que se ha introducido sobre el sostenimiento del sistema público de pensiones”, que denuncia Celia Villalobos, presidenta de la Comisión de Seguimiento y Evaluación de los Acuerdos del Pacto de Toledo, debería encontrarse el camino para asegurar el futuro de las pensiones.

Recientemente he tenido la oportunidad de moderar un interesante debate entre siete expertos en ahorro y pensiones en el que participaban ambos. Y si algo quedó claro en el debate es que se trata de un tema muy sensible en el que resulta complicado poner de acuerdo ideas a veces muy alejadas sobre lo que debe hacerse para garantizar la pervivencia del sistema.

La realidad es que los españoles, por mucho que se extienda la idea de que el sistema público será insostenible parecemos confiar en él. Apenas dedicamos un 5,1% de nuestra renta disponible al ahorro, menos de la mitad que nuestros  vecinos europeos, asegún un informe encargado por la CNMV, y solo una pequeña parte de nuestro ahorro mismo va destinada a seguros y planes de pensiones. La preferencia por el ladrillo y una menor renta, que se come el consumo, están en la base de dicha diferencia con el resto de la Eurozona.

Del debate surgieron ideas dignas de ser tenidas en cuenta para su discusión:

1-Bases de cotización. “Que los autónomos, los que están por encima de las bases y hasta las empleadas del hogar contribuyan”. Carlos Bravo, secretario de Políticas Públicas y Protección Social de CCOO.

2-Financiación. “Separar las fuentes de financiación para adecuar y equilibrar el sistema”. Celia Villalobos, presidenta de la Comisión del Pacto de Toledo.

3-Previsión complementaria. “Incentivarla con medidas fiscales y transparencia, con estímulos al ahorro privado”. Ignacio Ortiz del Río, socio de Deloitte Legal.

4-Información. “Una mayor planificación financiera puede ayudar a la población siempre que, con transparencia, sepa la pensión que tendrá”. Carlos Herrera, miembro del comité de servicios a asociados de EFPA  y especialista en planificación financiera y previsión de Globak Brok.

5-Transparencia. “Hay que reformar el sistema para que sea transparente y aplicar las cuentas nocionales (se cobra la pensión en función de lo aportado y la esperanza de vida). Javier Díez-Giménez, profesor de Economía del IESE.

6-Planes de empresa. “Apoyar planes complementarios como en Reino Unido, donde existe la adscripción al plan de la empresa por defecto (salvo que se exprese voluntad de no hacerlo), apoyando a las pymes para ello”. Luis Miguel Ávalos, director del Área de Seguros Personales de UNESPA.

7-Productos adecuados. “Desde el antiguo recurso de las entidades al reclamo de regalar cacerolas se ha avanzado mucho en productos para todo tipo de perfiles”. José Carlos Vizárraga, director de Ibercaja Pensión.

Más 1-Pero quizás la idea esencial para mí sería la de la necesidad de una mayor educación financiera, que permita a los ciudadanos tomar las mejores decisiones, desde con su dinero y ahorro hasta a la hora de votar por unas u otras opciones. Según el último barómetro de VidaCaixa, “fiscalidad y jubilación son las grandes asignaturas pendientes. El 61% delega en otra persona la Declaración de la Renta porque no sabe hacerla y ocho de cada diez desconocen cuánto cobrarán al jubilarse”. Saber es poder.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here