La octava edición del Smart City Expo World Congress (SCEWC) celebró ayer su acto de clausura después de superar todos los récords anteriores. La cumbre de las ciudades inteligentes, organizada por Fira de Barcelona del 13 al 15 de noviembre, ha reunido durante estos tres días más de 700 ciudadades de los cinco continentes, 844 expositores y más de 400 ponentes. Este año, el evento ha superado la cifra de los 21.000 asistentes, un 17% más que en 2017. De ellos, un 57% fueron internacionales. De este modo, se ha superado la estimación inicial de afluencia.

El congreso se ha celebrado conjuntamente con otros eventos como Iwater, Smart Mobility Congress, The Sharing Cities Summit, The C40 Talks y el Digital Future Society Forum. Los diferentes certámenes han reunido algunos de los principales expertos en innovación urbana como Rufus Pollock, economista y fundador de Open Knowledge International, y Andrew Keen, economista y autor de How to Fix the Future and Cult of the Amateur, entre otros ponentes profesionales. El SCEWC también ha reunido a las principales empresas del sector, como Alstom, Bosch, Cellnex, Cisco, Dassault, Deloitte y FCC, entre otras.

Reconocimiento especial

En esta edición, la ciudad de Singapur ha sido reconocida con el galardón Smart City 2018 por su proyecto Smart Nation, que busca transformar la ciudad-estado asiática en un referente global de soluciones urbanas inteligentes. Esto lo planea hacer a través de una amplia gama de proyectos que van desde algoritmos dinámicos que programan las rutas de la red de autobuses públicos a portales que conectan a padres y maestros.

Por su parte, el salón Iwater atrajo a más de 4.000 visitantes, interesados en las últimas tecnologías de digitalización e innovación del ciclo del agua. En conjunto, los eventos celebrados esta semana en el recinto de Gran Via han reunido a más de 25.000 visitantes.